Latest Entries »

Pídeme

Pídeme una estrella

y te daré el firmamento entero.

Pídeme que te ame 

y te amaré más que al aire que respiro.

Pídeme un segundo

y te daré mi vida entera  sin dudarlo.

Pídeme que te abrace

y haré una cama para ti en mis brazos.

Pídeme un instante 

y me quedaré por siempre a tu lado.

Pídeme un beso

y dejaré que arranques mis labios con tu boca.

Pídeme un deseo

y te lo concederé aunque tenga que ir por el al infierno.

Pídeme una caricia 

y tocaré tu piel como nunca nadie la ha tocado.

Pídeme una prueba

y cruzaré desiertos y escalaré montañas si es necesario.

Pídeme un secreto

y te diré que por las noches ya no duermo porque siempre te pienso.

Pídeme un obsequio

y te enviaré lo que mas deseas junto a mi corazón en una caja dorada.

Pídeme una palabra

y gritaré a los cuatro vientos que “te amo”

Pídeme un pedazo de cielo

y te haré el amor con tanta pasión que no podrás creerlo.

Pídeme un silencio

y cortaré mi lengua para que la des a los cerdos.

Pídeme un adiós

y me iré de este mundo para que puedas estar tranquilo.

Pídeme una lágrima

y lloraré mil mares por no poder tenerte.

Pídeme una mentira

y tendré que decirte que no te amo y que no me dueles.

Pídeme una verdad

y diré que muero por un solo beso tuyo.

Pídeme la eternidad

y clamaré a Dios hasta enmudecer para que te la conceda.

Pídeme la juventud

y buscaré en cada mundo las aguas mágicas.

Pídeme lo imposible

y dejaré mi vida en lograr que sea posible.

Pídeme lo prohibido

y lo pondré en tus manos sin importar las consecuencias.

Pídeme lo que quieras

y pelearé con dragones, gigantes u hombres malvados.

Pídeme que te deje de amar

y tendré que negarlo porque no quiero!

Porque amarte me hace sentirme vivo, porque siento, porque soy, porque existo y porque duele pero también satisface!

Pídeme algo más…

All Rights Reserved

Poema original escrito por Rubén H. Valdez Gonzalez el 14 de Noviembre de 2012 para “El Diario de un Amor Prohibido”

Publicado primeramente en Tumblr

Te dedico esta canción desde lo más profundo de mi corazón, expresa mi amor y mi dolor por no tenerte. 

Abajo encontrarás la letra de la canción

Amor Prohibido – Romeo Y Julieta

Dame una razón
para no estar en tus brazos
o dame una poción
para olvidar tu besos.

Yo quiero mirarme siempre en ti
recorrer caricias por tu piel
y que tu amor y el mio
sean un solo latido.

Y con este amor prohibido
yo puedo sentir
que esto no es un capricho desde que te vi
Que tu corazón necesito hoy
en cada gota de amor
aliviando este dolor. Uuuu

Dime por favor
quien me mando quererte
desde que tu estas
vivo este amor sagrado
Yo quiero mirarme siempre en ti
recorrer caricias por tu piel
y que tu amor y el mio
sean un solo latido.

Y con este amor prohibido
yo puedo sentir
que esto no es un capricho
desde que te vi
Que tu corazón necesito hoy
con cada gota de amor
aliviando este dolor. Uuuu

Y no puedo imaginar
esta vida sin tu amor
dame solo una razón
para no estar a tu lado.

Que esto no es un capricho
desde que te vi
que tu corazón necesito hoy
con cada gota de amor
aliviando este dolor. Uuuu

Y con este amor prohibido
no puedo sentir (no puedo sentir)
que esto no es un capricho
desde que te vi
que tu corazón necesito hoy
con cada gota de amor
aliviando este dolor. Uuuu

Dime por favor
quien me mando quererte…

Awwww, Love U

Quisiera perderme en la noche, en la inmensidad de un bosque frío y desolado donde no llegue la luz y reine la quietud y el silencio; encontrarme cara a cara con mis sentimientos y abrazarlos desesperadamente tratando de obtener un poco de paz en el alma.

Quisiera quedarme inerte y cerrar mis ojos y que tu estés ahí sonriéndome, mirándome fijamente y diciéndome con tus ojos que me amas, que tus labios clamen que también sientes esto que yo siento pero es un sueño y nada más, un anhelo gritado de mi corazón desesperado que se ahoga lentamente entre las lágrimas de mi sufrimiento.

Quisiera tenerte y no te tengo y debo conformarme con mirarte y no tocarte, con pensarte y no poder llamarte, con soñar tu rostro en medio de las noches amargas donde me despierto y vuelvo a esta realidad maldita que me flagela el alma; debo conformarme con tu voz, las sonrisas y los abrazos que me das en un rincón de mi imaginación, debo gozarlos pero también asegurarme de no perderme en la locura.

Quisiera que atravesase ese bosque un unicornio dorado que me llevase a lo alto de una nube donde tu me esperas impaciente para abrazarme, para tocarme suavemente mientras me vas quemando y llenarme de tus besos azucarados con esa saliva que embriaga y domina la lucidez de mi mente.

Me quedaría para siempre en esa nube aunque jamás volviese a oler las flores del campo, aunque jamás volviese a correr bajo la lluvia de una tarde de primavera; sin dudarlo me quedaría ahí a vivir contigo y te crearía un castillo enorme para demostrarte cuanto te amo .

Pero nada es verdad, son sueños ridículos ocasionados por la droga del amor, del amor prohibido que agoniza un minuto y al siguiente se levanta nuevamente para volver a repetir el mismo patrón inhumano y asfixiante.

Quisiera encontrar ese bosque oscuro y helado para poder perderme, para no regresar jamás, para enloquecer amándote y hasta el último momento, hasta el último suspiro, hasta el último aliento reafirmar que te amo y ¡que importa si ese amor se pierde en medio de la nada pues en vida me hizo tan feliz y nunca me dejó perder la esperanza! Que somos si no amamos? Que somos si no arriesgamos? y que mas da amar a la persona equivocada si eso te una sonrisa cada mañana?!

Quisiera tantas cosas pero lo que mas quisiera es tenerte aunque sea un instante, un segundo congelado para siempre en mi alma.

All Rights Reserved

Poema original escrito por Rubén H. Valdez Gonzalez el 11 de Noviembre de 2012 para “El Diario de un Amor Prohibido”

Publicado primeramente en Tumblr

Perderme en un Bosque

Promo #1 for YouTube

20121110-040202.jpg

Dame una razón para no amarte, para arrancarme de las entrañas esto que siento,

para deshacerme de este sentimiento que empieza a encarnarse en mi cuerpo.

Dame una razón para no amarte, para probar el antídoto que sane este mal,

para arrancarme el alma en pedazos o morir en el intento.

Dame una razón para no amarte, para olvidar tu sonrisa de mi mente,

para ahogar mis recuerdos en ácido o enterrarlos en el infierno.

Dame una razón para no amarte, para borrar tu imagen de mis ojos,

para dejar de pensarte en las noches, en los días, todo el tiempo.

Dame una razón para no poder amarte, quizá nunca pueda tenerte,

quizá nunca pueda tocarte pero de esperanza se alimenta el que ama.

Dame una razón para no amarte, quizá nunca  pueda mirarte,

quizá nunca pueda escucharte pero mi alma necesita guardarte.

Dame una razón para no amarte, que seas prohibido no es suficiente,

que seas ajeno no se entiende cuando se ama.

Dame una razón para no amarte, que estés tan lejos no es un pretexto,

que ni siquiera me mires no es importante.

Dame una razón para no amarte, busca un argumento que darme,

que te ame no significa que pida que me correspondas,

aunque ese sería mi deseo más grande, mi sueño poco probable

pero eso lo sé y aún así quiero amarte.

Dame una razón para no amarte, intenta convencerme que no es correcto,

que te ame no significa que me vuelva tu sombra,

y aunque me gustaría caminar contigo yo sé apartarme 

pero no me pidas que no lo sienta porque a pesar de ello aún así quiero amarte.

Dame una razón para no amarte,

Dame una razón y por cada una de ellas yo tendré diez razones para amarte.

Dame una razón para no amarte,

Dame una razón y cuando me digas “no debes” yo te diré “yo quiero” yo quiero amarte.

Poema original escrito por Rubén H. Valdez Gonzalez el 9 de Noviembre de 2012

para “El Diario de un Amor Prohibido”

20121109-132404.jpg

With Instagram: TheRulex

¡No sé como pasó! Todo esto es muy extraño, casi imposible diría la gente pero supongo que sigue ocurriendo, que no soy un caso único…

Era de madrugada, veía televisión recostado en el sofá  mientras publicaba tuits; creo que era un día normal, nada fuera de lo ordinario pero me sentía romántico, inspirado y desbordaba miel en cada texto que escribía, quizá hasta rayaba en lo cursi. De pronto ahí estabas tú con tu sonrisa enigmática, tu mirada profunda y tu cabello interesante; recuerdo perfectamente tu fotografía pero jamás imaginé que esa imagen me perseguiría durante los próximos días.

Te había visto por primera vez una tarde, estabas ahí, detrás de mi pantalla y desde ese momento algo sentí; algo confuso, lindo y un poco loco. La sensación fue transformándose y acrecentándose a medida en que me sumergía en tu mundo; aunque no daba crédito a tal sentimiento me gustaba, me parecía asombroso y delicioso.

Pasaron los días y me fui impregnando de ti, de tu bondad, de tu dulzura, de tu forma de amar y de la transparencia de tu alma.

Una mañana desperté y fuiste mi primer pensamiento, mi alarma se encendió, supe que algo no andaba bien en mi cabeza loca y que un virus había empezado a incubar en mi alma. Ese virus ha dominado mi vida siempre; jamás he podido desarrollar inmunidad contra él, cada que me invade se apodera de mí, toma el control de mis sentimientos y me vuelve vulnerable. Quizá la culpa de todo la tienen mis convicciones; soy de los que cree que nació para amar, que la vida sin amor no es vida, creo en el amor “hasta que la muerte nos separe”, en la pareja, en la fidelidad y en la eternidad.

Me considero un ser fuerte, dominante, de carácter, con mucha fuerza de voluntad y capaz de lograr todo lo que se propone pero parece que cuando me enamoro me vuelvo una marioneta de mis sentimientos, me vuelvo tonto y ridículo, soy de esos que cree todavía en el príncipe azul.

Y ahí estaba yo… enmudecido, quieto, temeroso y sorprendido; sabía que el virus del amor ya había incubado y era muy poco probable que pudiese hacer algo para detenerle y en el fondo tampoco quería hacerlo a pesar de saber que todo ello era  “algo prohibido”

Esa madrugada mis dudas se despejaron y confirmé lo que tanto temía, ya estabas ahí, dentro; el virus del amor había hecho de las suyas y torturaba mi alma cansada con algo que sólo una vez me había ocurrido en la vida y que ya no recordaba que existía: “el amor a primera vista”

Son tan pocos los días que han pasado desde esa madrugada que ni yo mismo concibo lo que está pasando, volteo, me veo en el espejo y me pregunto el porque de las cosas, en mis ojos se ve el brillo del virus envenenado, sigo escribiendo y las palabras salen tan fácilmente, tan intensas, tan profundas, tan reales.

Quizá el final sea triste pero uno no elige a quien amar, en el corazón no se manda por más que lo intentemos.

Todo esto es muy Extraño, casi Imposible pero es real y no puedo evitarlo!!